de actualidade
Marcelo Marcelo
De penalti pero con amor

Cristian González

Votacion: 
3.8 (4 votos)

Carlo Ancelotti

Guti, el Bayern te necesita

ME TIENE fascinado todo lo que rodea al despido de Carlo Ancelotti como técnico del Bayern de Múnich. Y no solo por el hecho de que "ese equipo se entrena solo", porque siendo así me indigna fuertemente que no pongan a Guti de entrenador para asegurarse una fiesta apoteósica cuando se celebre el rutinario título de campeón de la Bundesliga. Un valor añadido sin duda.

Por lo que me fascina esta noticia es por el presunto motivo que precipitó la caída del bueno de Carletto. Según la revista Kicker, su marcha se debe al malestar de algunos jugadores por... ¡entrenar poco! Además, y por si no estuvieran lo suficientemente locos los futbolistas bávaros, este medio asegura que algunos de ellos incluso habrían organizado quedadas clandestinas para entrenar al margen de la ley.

Lógicamente esto escandalizó al preparador italiano, que es un hombre tranquilo y sabe que hay más vida más allá del fútbol, viéndose obligado a prohibir estos vigoréxicos encuentros. "Correr es de cobardes", como bien popularizó otro hombre pausado y honrado como Carles Rexach.

¿Qué opinarán jugadores de la talla de CassanoRonaldinho o el propio José María Gutiérrez de todo esto? 

Uno de los más críticos con la endeblez del trabajo de Ancelotti es Arjen Robben, ya que, según él, su hijo Luka, de 9 años, se entrenaba con más intensidad que ellos.

Incluso Pep Guardiola tuvo problemas en los primeros meses de su aventura muniquesa por sustituir los duros ejercicios físicos de pretemporada por algo tan simple como correr mientras le pasas el balón a un compañero. Al final los jugadores se acostumbraron al nuevo régimen pero lo de Ancelotti ha sido la gota que colmó el vaso. Todo tiene un límite, dirían, y el nuestro es este.

Vamos a ver. Centrémonos. Intento ponerme en su lugar y la verdad es que no soy capaz. Es como si te quejaras al gerente de un hotel de que la habitación que te han asignado es demasiado lujosa para la tarifa abonada. De locos.

¿Qué opinarán jugadores de la talla de Cassano, Ronaldinho o el propio José María Gutiérrez de todo esto? Yo estaría indignado pensando que es verdad aquello de que "Dios da pan a quien no tiene dientes".

O mismo Arda Turan, el último de estos genios mesurados infravalorados por el gran público. El turco exigió su salida del Atlético de Madrid porque decía que se corría mucho con el Cholo y el profe Ortega. Eso sí es honradez.

Algunos le reprocharán que desde que se marchó su juego se resintió y que ahora mismo es solo una sombra de lo que fue –dándole demasiado valor al hecho de entrenar como un profesional–. Pero, ¿y lo que ha ganado en calidad de vida? Eso, amigos míos, es impagable. Los jugadores del Bayern tienen mucho que aprender de él.