de actualidade
Marcelo Marcelo
 
Votacion: 
5 (2 votos)
Sociedade 0

La consignataria del crucero que hizo escala en Viveiro prevé traer a más viajeros

El pasaje del Bremen se fue muy contento y la empresa anunció su intención de repetir. El buque estuvo cinco horas en el municipio

La naviera alemana Hapag Lloyd llevó este sábado a Viveiro el segundo buque de pasaje que recala en el municipio y en la costa mariñana. Se trata del Bremen, que arribó a las ocho de la mañana al puerto de Celeiro con 146 pasajeros y 99 tripulantes a bordo. El barco anticipó su marcha a la una del mediodía, por lo que estuvo cinco horas en el municipio, que los cruceristas aprovecharon al máximo.

El práctico del puerto vivariense, Andrés Díaz Ferro, que subió al buque a las siete y media de la mañana para dirigir la maniobra de entrada, indicó que todo discurrió con normalidad quedando atracado a las ocho y diez tras efectuar el viraje pertinente ante el dique comercial de Celeiro. El marino contó con el apoyo de operarios de Berge y Cia, de Ferrol, y destacó que la consignataria se mostró muy contenta con la escala en Viveiro, pero además la empresa anunció su intención de repetir e intentará que al menos un crucero al año recale en el municipio.


El coste de este crucero, que hará otras escalas en ciudades de África y América, es de unos 20.000 euros por persona


Díaz Ferro apuntó que el puerto celeirense permite el atraque de barcos de hasta 200 metros de eslora, cruceros de tamaño medio como el actual, cuyo pasaje es de nivel medio alto y de lujo. Precisó que estos ofrecen "un servicio más personalizado, dado que tienen dos tripulantes por pasajero, y son más caros que los grandes cruceros". El práctico señaló que la estancia incluye el desayuno, mientras la comida es de buffet y a la carta, y la cena solo a la carta.

En 2013, otro buque similar, el Europa, atracó en este mismo muelle.

LA RUTA. El crucero, que partió de las islas Orcadas (Escocia) y embarcó a la mayoría del pasaje en Saint-Malo (Francia), con escala en Viveiro, sigue rumbo a Marín, Lisboa, Marruecos, Dakar y Montevideo, antes de llegar a Ushuaia (Argentina) para desde allí desplazarse en zódiacs a la Antártida y a la vuelta, marchar hacia el Amazonas. El viaje medio es de 20 días, aunque los cruceristas pueden bajar en cualquier momento de la ruta —este sábado lo hizo una persona por motivos personales—. El coste del viaje es de unos 20.000 euros por viajero, indicó el capitán a los ediles de la corporación,

La alcaldesa, María Loureiro; los concejales de turismo, Marisol Rey, y mar, Jesús Fernández, así como el portavoz del PP, Antonio Bouza, fueron recibidos por el capitán en el puente, donde le obsequiaron con una réplica de la Puerta de Carlos V hecha por Aspanane, dejaron folletos promocionales para los pasajeros y recibieron una metopa grabada con la imagen del barco. El práctico regaló una carta náutica de 1917 con la toponimia de la ría.

La mayoría del pasaje optó por visitar Viveiro. Un grupo caminó hasta Faro, donde los esperó un autobús, y el otro se dirigió a pie hasta el casco histórico, "donde quedaron impactados con la iglesia de San Francisco", declaró Rey, tras ofrecerles Boris Vilar una visita guiada en inglés antes ir a San Roque, cuyas vistas les encantaron. Estos cruceristas, entre los que había dos norteamericanos, optaron por destinos pequeños y en contacto con la naturaleza.

El tercer grupo, compuesto por 30 personas, se desplazó en autobús hasta Mondoñedo para visitar en dos turnos su catedral, de estilo románico y declarada Patrimonio de la Humanidad dentro del Camino Norte, y desayunó en la confitería de La Alianza.

Comentarios

fotoOs comentarios enviados fóra do horario de moderación, serán aprobados ao día seguinte

Serán borrados os comentarios que conteñan insultos e/ou contados inadecuados Para calquera dúbida, consulta a guía de comentarios.