de actualidad
foto Usain Bolt
 
Votacion: 
No hay votos
Galicia | Pontevedra Ciudad

Condenado a 20 años de prisión por el asesinato de su expareja en Ponte Sampaio

Se le prohíbe además residir y acudir a la parroquia donde se cometió el crimen, al lugar de Acevedo y a la ciudad de Pontevedra durante 25 años

El condenado por la muerte de su expareja en Ponte Sampaio, durante el juicio. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El condenado por la muerte de su expareja en Ponte Sampaio, durante el juicio. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

 La Audiencia de Pontevedra ha condenado a Juan Antonio Lusquiños a 20 años de prisión como autor del asesinato "con alevosía" de su exnovia, Concepción Reguera, un crimen machista cometido en octubre de 2015 en Ponte Sampaio.

Lusquiños ya había sido considerado culpable de asesinato por un jurado popular que, por unanimidad, consideró que el acusado había dado muerte a la víctima en plenas facultades mentales, por sorpresa y sin que la víctima tuviera posibilidad de defenderse de la "brutalidad" de la veintena de puñaladas que le causaron la muerte.

En la sentencia, que ha hecho pública este martes el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, el magistrado de la sección segunda de la Audiencia de Pontevedra considera probado que el acusado esperó a la mujer en las inmediaciones de su domicilio y que, con permiso de la víctima, se subió a su coche una vez llegó.

Allí comenzaron a discutir y "con ánimo de acabar con su vida y de forma sorpresiva, sin que ella pudiese reaccionar y defenderse, la atacó con un arma blanca", indica la sentencia.

El acusado, recuerda el tribunal, mantuvo una relación sentimental con la víctima durante nueve meses, a la que ella puso fin dos meses antes del crimen, una ruptura que éste "no había aceptado de buen grado".

Aunque Juan Antonio Lusquiños confesó los hechos cuando fue detenido por la Guardia Civil, el magistrado de la Audiencia de Pontevedra no considera que esto haya supuesto ninguna colaboración para esclarecer el crimen, puesto que en ese momento se sospechaba de su participación en los hechos y ya se seguían actuaciones judiciales contra él.

Junto con la pena de cárcel, la sentencia impone al autor del crimen la prohibición de residir y acudir a la parroquia donde se cometió el crimen, al lugar de Acevedo y a la ciudad de Pontevedra durante 25 años.

Además, también deberá abonar una indemnización de 120.000 euros a los padres de la víctima y 60.000 euros para sus tres hermanos en concepto de responsabilidad civil.