Ingresa en prisión el guardia civil de Pontevedra que intentó atracar un restaurante

Llevaba tiempo de baja médica por un trastorno psicológico, y antes de entrar en prisión será sometido a un chequeo médico

El restaurante ourensano atracado. EP

El restaurante ourensano atracado. EP

El Juzgado de Instrucción número 3 de Ourense ha decretado este martes prisión para el guardia civil que intentó un atraco en un restaurante de esta ciudad.

El agente, de 47 años, fue detenido en la tarde del lunes tras intentar perpetrar un atraco en el restaurante La Romántica, ubicado en la calle Curros Enríquez de Ourense, a cuyos empleados intimidó con un cuchillo y una navaja que portaba.

Al parecer el guardia, cuyo último destino conocido es Logroño, llevaba tiempo de baja médica por un trastorno psicológico, y antes de entrar en prisión será sometido a un chequeo médico en el Complejo Hospitalario Universitario de Ourense.

Los hechos tuvieron lugar a primera hora de la tarde del lunes, cuando el cabo de la Guardia Civil accedió al restaurante y exigió la recaudación a los empleados, a los que intimidó con las armas blancas.

Fueron agentes del Cuerpo Nacional de Policía desplazados al lugar los que redujeron al agente en el interior del establecimiento.

La intervención policial fue casi inmediata, pues la comisaría de Policía se encuentra apenas a cien metros del lugar donde ocurrieron los hechos.

Antes de reducirlo, los agentes entablaron una conversación con el asaltante y lograron que depusiera su actitud y dejase sobre el mostrador el cuchillo y la navaja, al mismo tiempo que vaciaba sus bolsillos y se quitaba la camiseta, momento en que fue detenido.