de actualidad
foto Usain Bolt
 
Votacion: 
5 (1 voto)
Sociedad 0

La confusión con la velutina pone en riesgo a una avispa gallega que la combate

Expertos advierten de que se están eliminando nidos del insecto autóctono fundamental para frenar la invasión de la especie asiática

La Asociación de Apicultores de Galicia alerta de la destrucción de colmenas y ejemplares de reinas de avispa gallega, conocida como crabro, al confundirse con la velutina, especie invasora procedente de Asia.

La avispa crabro es una especie autóctona gallega que, aunque puntualmente puede atacar colmenas de abejas, sus enjambres son menos numerosos que los de la velutina, por lo que su convivencia con los apicultores resulta más fácil y está más controlada.

De hecho, una parte de la comunidad apícola defiende que la crabro puede ayudar a contener la expansión de la velutina en Galicia, ya que puede competir con ella por la territorialidad. La veterinaria de la Asociación de Apicultores de Galicia Esther Ordóñez señala que la velutina, cuyos primeros ejemplares se detectaron en Galicia en 2013, «chegou para quedarse», por lo que incide en la importancia de diferenciarla de la especie autóctona con el fin de controlar así su expansión.

«Os niños da vespa velutina son de maior tamaño cos da vespa cabro. Os secundarios soen estar nas copas das árbores máis altas e poden chegar a medir un metro de alto por 0,8 de ancho. Ademais, a súa entrada soe estar na zona media, mentres que o niño de vespa crabro ten un orificio máis alongado na base».

Esther Ordóñez afirma que la mejor solución para controlar la expansión de la velutina es a través de la eliminación de las reinas o la destrucción de los nidos, lo que se debe hacer o bien en esta época de año, cuando los insectos están a punto de hibernar, o bien a principios de la primavera, cuando despiertan del letargo.

Esta veterinaria también explica que las velutinas no suponen un peligro especial para las personas, «non soen ser máis agresivas que as vespas autóctonas e soamente atacan cando se ven ameazadas», explica. «O nome de asasinas non deriva de que ataquen as persoas, senón pola predación que fan doutros insectos autóctonos, sobre todo abellas».

Precisamente para que las colmenas sean capaces de resistir un posible ataque de velutinas, Ordóñez incide en la importancia de que los apicultores cuiden la calidad de las mismas. «Se as abellas teñen que defender o seu particular castelo dun ataque exterior, máis tempo resistirán se teñen víveres e reservas no interior, xa que así non se verán obrigadas a saír». De este modo, esta veterinaria insiste en el hecho que para combatir a la velutina «non todo debe basearse en trampear para capturar as súas raíñas, senón que tamén é necesario mellorar a calidade e o manexo das colmeas para facelas máis resistentes».

Por su parte, la Consellería de Medio Rural, dentro de su programa de vigilancia y control de la avispa velutina, también ofrece a través de su página web toda una serie de informaciones para saber diferenciarla de la especie crabro, así cómo consejos sobre cómo actuar ante la presencia de un nido. En estos casos, aconseja no acercarse a menos de cinco metros y alertar al 012 para que se encargue de su eliminación y retirada.

Comentarios

fotoLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.

Serán borrados los comentarios que contengan insultos y/o contenidos inadecuados. Para cualquier duda, consulta la guía de comentarios.