de actualidad
Marcelo Marcelo
 
Votacion: 
No hay votos
Galicia | Vigo 0

El Sergas deberá pagar 200.000 euros a unos padres por la muerte de su hija recién nacida

El juez entiende que la menor "podría haber sido tratada de forma eficaz si se hubiese practicado una cesárea de urgencia" a la madre, que dio a luz en el Xeral de Vigo

El hospital Xeral de Vigo cerró sus puertas tras 60 años de actividad asistencial, en una de las jornadas más complicadas en el proceso de traslado al nuevo hospital Álvaro Cunqueiro. SALVADOR SAS

El hospital Xeral de Vigo cerró sus puertas tras 60 años de actividad asistencial, en una de las jornadas más complicadas en el proceso de traslado al nuevo hospital Álvaro Cunqueiro. SALVADOR SAS

Un juzgado de Primera Instancia de Barcelona ha condenado al Servizo Galego de Saúde (Sergas) a pagar 200.000 euros a unos padres por el fallecimiento de su hija recién nacida en el Hospital Xeral de Vigo a cuya madre no se le practicó la cesárea. De ello ha informado el Defensor del Paciente, que ha detallo que los hechos ocurrieron en noviembre 2012 cuando los progenitores, de 43 años, acudieron a dar a luz a este centro.

Tras ingresar en el Hospital Xeral de Vigo, el Defensor del Paciente denuncia que se produjo un "déficit asistencial" que terminó en el fallecimiento de la niña a las pocas horas de nacer. En concreto, el abogado de la asociación, Cipriano Castreje, achaca al Sergas que "no se evaluaron correctamente" los antecedentes de la madre —embarazada tras múltiples intentos— y los "riesgos", que no "hubo consentimiento informado para el trabajo del parto" y que "se debió de haber optado por la práctica de una cesárea".

En esta línea, el Defensor del Paciente señala que el juzgado número 36 de Barcelona concluyó que "el fallecimiento de la niña a las pocas horas de su nacimiento se debió a un fallo multiorgánico" sencundario au una sépsis vertical que "podría haber sido tratada de forma eficaz en un estadio inicial sobre todo si se hubiese practicado una cesárea de urgencia". Por ello, la titular de este juzgado ve una "relación causal entre la inadecuada asistencia prestada a la paciente durante el parto y el fatal desenlace posteriormente ocurrido", señala la asociación.

Ante estos hechos, la sentencia concede 110.000 euros a la madre y 90.000 al padre, más los intereses de la ley del contrato de seguro debidamente razonados y justificados en la sentencia, con lo que ola indemnización final se acercará a los 300.000 euros. La sentencia no es firme y puede ser recurrida por el Sergas. A la vista de este caso, la presidenta de la Asociación el Defensor del Paciente, Carmen Flores, ha pedido la mejora y revisión de los protocolos de atención obstétrica en este tipo de partos.

Comentarios

fotoLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.

Serán borrados los comentarios que contengan insultos y/o contenidos inadecuados. Para cualquier duda, consulta la guía de comentarios.