Opinión
 
Votacion: 
No hay votos
1

El hombre tranquilo

A RAJOY lo acusan de parsimonia en la crisis de Cataluña, pero su experiencia le aconseja prudencia porque lo prioritario es no precipitarse cuando se está escribiendo una página complicada de la Historia de España. La noche del sábado 30 de septiembre, víspera del referéndum ilegal, el presidente del Gobierno asistió con su esposa Viri a una boda en la que coincidió con José Manuel García Margallo, su exministro díscolo, siempre muy dado a meterse en el charco del separatismo catalán. Se casaba el hijo de la esposa del exministro de Exteriores, Maribel Barreiro, íntima amiga de Viri. También estuvo Ana Pastor, la presidenta del Congreso. El banquete se celebró en Casa Mónico, un restaurante de eventos ubicado en la carretera de A Coruña, a la salida de Madrid, muy cerca del palacio de La Moncloa. Con lo que se le venía encima, Rajoy estuvo paciente, firmó en el libro de invitados y se sentó en la mesa principal. Lo de Cataluña, por dentro, y a su debido tiempo.

Comentarios

fotoLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.

Serán borrados los comentarios que contengan insultos y/o contenidos inadecuados. Para cualquier duda, consulta la guía de comentarios.

imagen de usuario
SOUSA-POZA miércoles 11 de octubre de 2017, 09:52
1

Todavia no ha acabado la partida, pero todos los indicios indican que el gallego Rajoy, con su sangre fria atlantica, va a ganarla. Estremece pensar que quien estuviera al timon fuese el primer ministro bajito y con bigote que nos metio en un concubinato con los anglos. A los gallegos no nos deslumbran facilmente ni los presuntos machos alfa ni los demagogos.